TCM: SAM MENDES

on Jul 31, 15 • by • with Comentarios desactivados en TCM: SAM MENDES

Ha dirigido intensos dramas como American Beauty o Revolutionary Road, protagonizados por individuos que no terminan de adaptarse plenamente a la sociedad en la que viven; películas de gánsteres como Camino a la perdición; films bélicos como Jarhead, el infierno espera, o de puro entretenimiento y diversión como...
Pin It

Home » TV » TCM: SAM MENDES

American Beauty

Ha dirigido intensos dramas como American Beauty o Revolutionary Road, protagonizados por individuos que no terminan de adaptarse plenamente a la sociedad en la que viven; películas de gánsteres como Camino a la perdición; films bélicos como Jarhead, el infierno espera, o de puro entretenimiento y diversión como las dos últimas entregas de James Bond: Skyfall y Spectre, ésta última aún pendiente de estreno. Pero, al margen de los géneros, ha destacado siempre por su habilidad para analizar el comportamiento íntimo de los personajes y su capacidad para lograr la mejor interpretación de los actores que tiene a sus órdenes.

El sábado 1 de agosto Sam Mendes cumple 50 años y TCM le ha preparado una felicitación muy especial: la emisión, ese mismo día, de dos títulos de su filmografía: la aclamada American Beauty, con Kevin Spacey y Annette Bening, y Jarhead, el infierno espera, protagonizada por Jake Gyllenhaal. 

Samuel Alexander Mendes nació en la localidad inglesa de Reading en el seno de una culta familia de clase media. Su padre era profesor universitario y su madre una escritora de cuentos infantiles. Con esos antecedentes no es extraño que se apasionara muy pronto por el teatro. Después de licenciarse en la Universidad de Cambridge, comenzó su carrera como ayudante de dirección teatral en 1987. Tres años después ya estaba al frente de la Royal Shakespeare Company y en 1992 fundó la Donmar Warehouse en Londres convirtiéndola en una de las salas más dinámicas y con mayor éxito de todo el país gracias a títulos como Cabaret, Glengarry Glenn Ross, El zoo de cristal o Tío Vania.

Avalado por este prestigioso currículo, Sam Mendes desembarcó en Hollywood. Su primera película como director, American Beauty, fue un rotundo éxito. Se trataba de una metáfora sobre el lado más amargo del sueño americano, un film que se convirtió en la película triunfadora de los Oscar del año 2000 con cinco premios, incluido el de mejor realizador para el propio Mendes.

En su segundo film, Camino a la perdición, protagonizado por Tom Hanks, Paul Newman y Jude Law, retrató la América de la gran depresión y de la mafia que controlaba el contrabando de alcohol. Una historia trágica y violenta repleta de traiciones y venganzas que consiguió seis candidaturas a los Oscar, ganando en la categoría de mejor fotografía

Mendes regresó a la gran pantalla en 2006 dirigiendo Jarhead, el infierno espera, la adaptación del libro de Anthony Swofford protagonizada por Jake Gyllenhaal, Jamie Foxx y Peter Sarsgaard. “Cuando leí la novela me cautivó la mezcla de machismo, comedia, surrealismo y observación irónica que tenía. Era una novela de guerra diferente de todas las demás, hablaba de una guerra diferente de todas las demás, y quizá se convertiría en una película de guerra diferente de todas las demás”, explica el director.

En sus siguientes largometrajes, Revolutionary Road y Un lugar donde quedarse, Mendes continuó observando el pasado y el presente de la sociedad norteamericana. En 2012, sin embargo, aceptó el reto de filmar las nuevas aventuras de todo un icono de la cultura popular británica: James Bond, el agente 007. “Y eso que personalmente soy todo lo contrario que Bond”, dice divertido el director. “Soy un cobarde físico, no me gusta disparar un arma y conduzco muy lentamente». Sin embargo, tanto en Skyfall como en Spectre, que se estrenará el próximo mes de noviembre, Sam Mendes ha conseguido mantener las esencias de tan emblemático personaje y dotarle, además, de una profunda dimensión dramática. “Se trata de analizar si Bond es capaz o no de seguir adelante con la vida que siempre ha tenido”, explica. Una duda de raíz shakesperiana porque, al fin y al cabo, Sam Mendes nunca dejara de ser ese director teatral obsesionado por encontrar la motivación íntima de sus personajes.

Sábado, 1 de agosto:
19:40 Jarhead, el infierno espera (Jarhead, 2005)
21:40 Selección TCM: Sam Mendes (2015) ESTRENO EXCLUSIVO

22:00 American Beauty (American Beauty, 1999)

Related Posts

Comments are closed.

Scroll to top
UA-42989304-1