Los caballeros se baten en El Álamo – XXIII Feria Medieva

on Abr 26, 18 • by • with Comentarios desactivados en Los caballeros se baten en El Álamo – XXIII Feria Medieva

Los caballeros de ‘Águila Roja’ se baten en el Puente de Mayo. La XXIII Gran Feria Medieval de la Villa de El Álamo acoge el Torneo de Justas de Nyumad, del sábado 28 de abril al miércoles 2 de mayo. 16 especialistas y cinco purasangres españoles protagonizan un arriesgado show de acción ecuestre y...
Pin It

Home » DISTRITO CULTURA, Eventos » Los caballeros se baten en El Álamo – XXIII Feria Medieva

Los caballeros de ‘Águila Roja’ se baten en el Puente de Mayo. La XXIII Gran Feria Medieval de la Villa de El Álamo acoge el Torneo de Justas de Nyumad, del sábado 28 de abril al miércoles 2 de mayo. 16 especialistas y cinco purasangres españoles protagonizan un arriesgado show de acción ecuestre y pirotecnia, inspirado en las justas prohibidas por la iglesia católica en el siglo XV. Les lidera Gregory Brossard, doble de David Janer en la popular serie televisiva. Ejerce de maestro de caballos Jean Dominikowski, doble del temible antagonista de Gonzalo de Montalvo.

La plaza de toros portátil del Corral de Feliciano se transforma en un palenque para 1.200 personas. El domingo, lunes y martes el torneo celebra tres pases diarios (13:00, 17:00 y 20:30), uno el sábado (17:00) y dos el miércoles (13:00 y 17:00). La función nocturna incorpora más efectos especiales y pirotecnia. Entradas a la venta por 5 euros los días de torneo en la taquilla de la plaza. Los niños menores de cuatro años entran gratis, uno por adulto.

Pedro Manuel Rollán Ojeda, Consejero de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, preside el pasacalles inaugural del sábado (12:30) desde la Plaza del Ayuntamiento. El concierto gratuito de Celtas Cortos pone la guinda a la primera jornada, a las 21:00 en la Plaza de Toros La Chacona.

Durante cinco días 100 artistas de 28 compañías de teatro callejero, circo y música interpretan 60 animaciones diarias al aire libre, en la única fiesta medieval madrileña de Interés Turístico Regional. 250 puestos de gastronomía y artesanía y 30 talleres de oficios antiguos completan el inolvidable viaje al Medievo de un pueblo fronterizo, en el linde con la provincia de Toledo.

XXIII Feria Medieval El Álamo

El Medievo cobra vida

La Edad Media revive de forma lúdica. Caballeros, dragones, duendes, hadas, ninfas y brujas toman la Calle de las Escuelas y la Avenida de Madrid hasta la Ermita de Nuestra Señora de la Soledad. Cada día de 11:00 a 24:00, se representan animaciones cómicas y musicales, teatro y circo de calle, títeres y cuentacuentos. Compañías como Circo Psikario, Camaleón, La que tú me haces y Tartaruga recrean a druidas, faunos, elfos, santurrones, posaderos y escuderos.

No faltan los monjes ni estrambóticos bufones de Trip Malabart (‘Triduendes’), que combina humor y malabares con las gaitas de Veritas Nostra (‘Músicos y malabaristas’). Sin olvidar las acrobacias de Human No Limit y la música andalusí y danza oriental de Al Folk. Edina Ruth, Cornalusa, Albaluna, Kabayla Zingara, Subitus, Trifolk y Gálata inundan las calles con sus tonadas célticas. Los conciertos tienen lugar cada día en las plazas de la Constitución (14:00) y la Ermita (21:00).

En la Plaza de la Ermita se instala la Haima del Despertar, con talleres de mandalas para niños, títeres y cuentacuentos (‘El libro mágico’). Además, otras actividades infantiles como el laberinto celta, numerología… Aquí también se sitúa la granja de animales, con vacas, cerdos y gallinas. Desde la Ermita salen los paseos en dromedario y burro, además de las caravanas de ocas.

Sólo puede quedar uno

El Reino del Álamo convoca su tradicional Torneo de Justas Medievales. “Trasladamos a la arena nuestra dilatada experiencia en cine y televisión”, señala el director Gregory Brossard. 16 actores especialistas recrean las justas prohibidas por la Iglesia Católica durante el siglo XV en España. Cuatro nobles caballeros se disputan la victoria para que sólo uno se proclame soberano. Este show de acción histórica emplea 150 piezas de vestuario y decenas de armas de época.

Tres pruebas de habilidad ecuestre inician el torneo: lanzamiento de jabalina, golpe al estafermo (muñeco giratorio) y enganche de anillas. A continuación tienen lugar los esperados duelos de justas a caballo con lanza larga de madera y adarga o escudo. La lucha sigue a pie con espada, mandoble, hacha de doble filo, maza y mangual. Sólo un contendiente queda en pie. “Nuestros jinetes y especialistas han participado en algunos de los torneos medievales más prestigiosos de Europa”, añade Gregory Brossard. Ahora es el turno de El Álamo.

Miles de personas siguen los pasacalles de las compañías de teatro, circo y música. MG.

En julio de 2016 el Consejo de Gobierno de la Comunidad declara fiesta de Interés Turístico Regional la Gran Feria Medieval de la Villa de El Álamo. Celebrada desde 1995 durante el Puente de mayo, cada año congrega 100.000 personas. Durante sus primeras ediciones como mercado medieval reunía una veintena de artesanos locales. Actualmente, se citan más de 250 puestos de artesanía y gastronomía procedentes de todas las comunidades autónomas. De acceso gratuito, está organizada por La Fragua de Vulcano, en colaboración con el Ayuntamiento de El Álamo. 

Campamento Medieval

Antes de batirse en el torneo de justas, cada día los caballeros desfilan triunfalmente por la Calle de las Escuelas hasta el Corral de Feliciano. En sus alrededores se instalan el Campamento Medieval y la Escuela de Caballeros, un espacio dedicado a los grandes protagonistas del palenque. Allí se escenifican combates, se presentan sus armas y se explican sus técnicas de lucha. Además, el maestro forja a los nuevos campeones.

Durante toda la jornada recorren el mercado una serie ininterrumpida de animaciones: teatro callejero (‘El gran bufón’, de A todo trapo; ‘Cazadores de dragones’ y ‘La captura del dragón’, de Circo Psikario; ‘El carro de los matasanos’, de Tartaruga…); circo y malabares (‘Los elfos blancos’ y ‘La llama del hada’, de Malatich); acrobacia y trapecio (‘La rueda alemana’ y ‘Phiros’, de Human no Limit); pirotecnia (‘El sacrificio del fuego’, de Trip Malabart); sin olvidar al Faquir Testa y los lanzadores de cuchillos, los pasacalles de música folk…

Gastronomía, artesanía…

En cada puesto los fabricantes ofrecen degustaciones de mieles, quesos y embutidos; panes y dulces; especias, carnes, licores… Los maestros artesanos ejecutan el proceso completo de elaboración de sus piezas, desde la materia prima hasta el resultado final. Emplean técnicas ancestrales como la talla en cuerno y en piedra pizarra, hilado y tintado en lana, espartería, forja, cantería, orfebrería, repujado, alfarería y tallado en madera, entre otros oficios antiguos. Por otra parte, en la Avenida de Madrid se realizan exhibiciones diarias de cetrería. Las tabernas y fondas se encuentran en la intermedia Plaza de Aveizieux.

 

Related Posts

Comments are closed.

Scroll to top
UA-42989304-1