Crónica: GLOBOS DE ORO 2018

on Ene 8, 18 • by • with Comentarios desactivados en Crónica: GLOBOS DE ORO 2018

Si hay un color que ha definido esta gala de los Globos de Oro es el negro. Si hay un protagonista, es la mujer. Si hay un estado de ánimo, es la ira. Porque la edición número 75 de este evento ha sido una reivindicación del «se acabó el tiempo»: el tiempo de los abusos, [&hellip...
Pin It

Home » CINE, Destacado » Crónica: GLOBOS DE ORO 2018

Si hay un color que ha definido esta gala de los Globos de Oro es el negro. Si hay un protagonista, es la mujer. Si hay un estado de ánimo, es la ira. Porque la edición número 75 de este evento ha sido una reivindicación del «se acabó el tiempo»: el tiempo de los abusos, del acoso, del miedo, del aceptar lo inaceptable. Se acabó, han dicho ellas, las actrices de Hollywood, esta noche; y ojalá sea así.

Todos, hombres y mujeres, se han vestido de negro (con 3 excepciones en el bando femenino) para apoyar a quienes han sufrido y sufren abusos en el entorno laboral del sector que, curiosamente, hace realidad los sueños de millones de personas, al menos durante el par de horas que dura la película.

El discurso más aplaudido ha sido el de Oprah Winfrey, quien ha recibido el premio Cecil B. DeMille; la presentadora y actriz, combativa como siempre —y como nunca—, ha arremetido contra «esos hombres poderosos y brutales que han dominado el mundo» desde hace mucho. «Se acabó el tiempo», ha dicho. Y no era una amenaza. Era un vaticinio.

Entre los discursos de apoyo se colaron también los de agradecimiento. Porque los Globos de Oro son unos galardones anhelados que, cuando aciertan con el criterio propio, dejan un regusto de satisfacción. Como el que le quedó a Tres anuncios en las afueras, que se llevó a casa 4 premios: Mejor película dramática, Mejor actriz (Frances McDormand, ya era hora), Mejor actor secundario y Mejor guion. La modesta Lady Bird se llevó, contra pronóstico, 2 de los grandes: Mejor película comedia y Mejor actriz (Saoirse Ronan). Guillermo del Toro fue el Mejor director por La forma del agua (que también ganó la Mejor banda sonora) y Gary Oldman el Mejor actor por El instante más oscuro. Se me quedó la misma cara que a Hugh Jackman cuando James Franco ganó el Globo de Oro a Mejor actor de comedia…; pero no todo puede ser perfecto.

En cuanto a la televisión, El cuento de la criada sigue con su racha y ganó Mejor serie dramática y Mejor actriz (Elisabeth Moss); aunque la que se alzó con la victoria total fue Big Little Lies: Mejor miniserie para TV, Mejor actriz (Nicole Kidman), Mejor actriz secundaria (Laura Dern) y Mejor actor secundario (Alexander Skarsgård).

Hubo reuniones míticas en el escenario y fuera de él, como el matrimonio Conner, Roseanne y Dann, protagonistas de la añorada Roseanne; o Geena Davis y Susan Sarandon, 25 años después de Thelma & Louise. Incluso Kirk Douglas subió sus 101 años al escenario del hotel Beverly Hilton.

Todo es posible en el mágico mundo del cine y la televisión: lo mejor y lo peor, aunque confiamos en que lo último se haya quedado, de verdad, sin tiempo.

 

Related Posts

Comments are closed.

Scroll to top
UA-42989304-1