Critica, Rogue One: Una historia de Star Wars

on Dic 19, 16 • by • with Comentarios desactivados en Critica, Rogue One: Una historia de Star Wars

Muy pocas veces —o ninguna— nos encontramos que una película cuyo final lleva escrito casi 40 años. Más que escrito, tatuado en la memoria de los que hemos crecido adorando esta saga. Y eso, que podría plantearse como un problema, se convierte en el nexo, el puente que une Rogue One con su continuadora en...
Pin It

Home » Criticas, Destacado » Critica, Rogue One: Una historia de Star Wars

Muy pocas veces —o ninguna— nos encontramos que una película cuyo final lleva escrito casi 40 años. Más que escrito, tatuado en la memoria de los que hemos crecido adorando esta saga. Y eso, que podría plantearse como un problema, se convierte en el nexo, el puente que une Rogue One con su continuadora en el tiempo y en el argumento, Una nueva esperanza.

Sitúense. La galaxia está dominada por el Imperio y la rebelión está empezando a formarse, nutrida por personajes de las más diversas calañas y condiciones. El poder imperial es tan fuerte que construye un estación blindada capaz de destruir un planeta entero. El plan rebelde consiste en robar los planos del arma definitiva y destruirla; y este es el argumento en torno al cual gira la acción y los protagonistas de Rogue One. El ecléctico grupo formado por Felicity Jones, Diego Luna, Donnie Yen y Jiang Wen —además de un androide reprogramado— son los encargados de llevar a cabo esta misión suicida. No voy a contarles más, ni falta que hace.

rogueoneimax2

¿Qué van a encontrar cuando vayan a verla? Por supuesto, dependerá de su grado de fanatismo y de sus expectativas. Pero aquí les dejo unas pinceladas.

Se trata de un spin off, una historia paralela, por lo que no está atada a las servidumbres de la saga original y eso se nota en cierta relajación en las maneras, sin dejar de lado los detalles —que los hay, muchos e importantes: los expertos me entenderán—. Por ejemplo, no hay texto inicial —¡no hay texto inicial!—, salvo el obligatorio «Hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana…». Pero no se asusten, no es para tanto y tiene su explicación.

Es una historia que, como he dicho antes, ya conocemos. No necesita presentación. Y no es esta la única diferencia: al principio, no hay nada de lo que esperamos ver. ¿O sí? La primera hora discurre por senderos tortuosos, presentando historias y personajes que no conocemos, alejada del artificio emocional del Episodio VII. Pero, poco a poco, vamos reconociendo el camino: esa cara me suena, a ese bicho lo conozco, este es el ambiente en el que yo vivía en el episodio IV. Las naves viejas son viejas, y los uniformes de los rebeldes tienen parches y sus caras están sucias. Porque esta película es más adulta, de moral más compleja y menos comercial que las anteriores. Y también es más cruda, más violenta, más oscura. Los fuegos —que los hay— no son de artificio: hieren, matan y destruyen.

La cinta va creciendo a medida que avanza, va consolidándose según se van uniendo los caminos hasta formar el épico puente que la une con el espíritu de la saga original, la de Luke y Han, la nuestra. Es un equilibrio muy difícil, el que logra Gareth Edwards.

¿Que tiene cosas que no van a gustar? Claro. Por ejemplo, Darth Vader sale poco. La presentación de personajes es demasiado lenta. En ocasiones, el argumentos parece deslavazado… No es una película perfecta, ni mucho menos. Pero tiene muchas y buenas cualidades que, si se atreven a disfrutarlas —obviando las normas Disney—, les llevarán al universo Star Wars original: sus almas volverán a 1977.

Related Posts

Comments are closed.

Scroll to top
UA-42989304-1