Critica de ‘Spectre’: ¿EL FINAL DE UN BOND?

on Nov 9, 15 • by • with Comentarios desactivados en Critica de ‘Spectre’: ¿EL FINAL DE UN BOND?

Nos enfrentamos a la película número 24 del agente con más estilo al servicio de su majestad. Y repito: nos enfrentamos. Porque la número 23, Skyfall, dejó el listón tan alto que mucho me temo que a Bond no le van a bastar los trajes de Tom Ford ni el espectacular Aston Martin para brillar. [&hellip...
Pin It

Home » Criticas, Destacado » Critica de ‘Spectre’: ¿EL FINAL DE UN BOND?

spectre-banner-3

Nos enfrentamos a la película número 24 del agente con más estilo al servicio de su majestad. Y repito: nos enfrentamos. Porque la número 23, Skyfall, dejó el listón tan alto que mucho me temo que a Bond no le van a bastar los trajes de Tom Ford ni el espectacular Aston Martin para brillar.

Comenzamos. En esta cinta aparece, por fin, el eterno enemigo de 007. Se trata de Spectre, una organización ultrasecreta que se infiltra en el mismo corazón del MI6 para atacar desde dentro. Sabiendo esto, y que el villano está interpretado por Christoph Waltz, parece que nada puede salir mal. Además, la escena inicial de la película, ambientada en México D.F. el día de los Muertos, es espectacular. Así que nos acomodamos y nos preparamos a disfrutar. Pero… no. Algo falla. Y es el guión, me temo. Irregular, con muchos y grandes interrogantes, convierte a la película en una montaña rusa de emociones, y no todas son buenas.

Vamos con lo malo (o lo menos bueno, para incondicionales). Para empezar, una Mónica Bellucci desperdiciada. Que me perdonen los fans de Lea Sedoux, pero la Bellucci se la come sin alardes y con elegancia. La química entre ella y Craig es tan intensa en sus apenas cinco minutos de pantalla compartida, que nada de lo que pasa después entre Bond y su partenaire más joven puede superarlo.

Otro punto negativo (y otro desperdicio): el personaje de Christoph Waltz. Tras una presentación cuidada, misteriosa, adecuada al villano, éste se va transformando en nada, en otro malo con dinero y pocas luces, que no da tanto miedo como debería.

Pero también tiene cosas buenas. Las escenas de acción, como siempre, son espectaculares y de impecable factura, y provocan en el espectador una buena dosis de adrenalina. Bond luce sus trajes a medida por medio mundo y lucha, siempre a muerte, sin perder los buenos modales, dejando por el camino una estela de explosiones y coches destrozados. Lo habitual en la saga y que nunca decepciona.

La conclusión es que, sin llegar a ser una mala película, no está al nivel de Skyfall o de Casino Royal. No sé si esto significa que ha llegado el momento de despedirnos de Daniel Craig como Bond, James Bond. Sinceramente, espero que no, y hay rumores esperanzadores de que ha firmado por una nueva entrega. Pero tal vez sí sea el momento de que Sam Mendes deje de dirigir a 007.

Related Posts

Comments are closed.

Scroll to top
UA-42989304-1