Critica de ‘Diplomacia’

on Nov 17, 14 • by • with Comentarios desactivados en Critica de ‘Diplomacia’

En la noche del 24 al 25 de agosto de 1944 el destino de la ciudad de París se encuentra en manos del general Von Choltitz, gobernador militar del París ocupado por los nazis, quien está a punto de acatar la última orden de Hitler; destruir la capital francesa antes de que se apoderen de [&hellip...
Pin It

Home » Criticas, Destacado » Critica de ‘Diplomacia’

« DIPLOMATIE » Un film de Volker SCHLÖNDORFF

En la noche del 24 al 25 de agosto de 1944 el destino de la ciudad de París se encuentra en manos del general Von Choltitz, gobernador militar del París ocupado por los nazis, quien está a punto de acatar la última orden de Hitler; destruir la capital francesa antes de que se apoderen de ella las tropas aliadas. El cónsul sueco Raoul Nording hace aparición en escena con el propósito de persuadir al general con una notable manipulación negociadora.

Bajo este argumento, cuyo final ya conocemos, el director alemán Volker Schlondörff vuelve a una de sus obsesiones dentro de su amplia filmografía, la II Guerra Mundial y el nazismo, como ya demostrara por ejemplo en sus inicios allá por 1966 con «El joven Törless«, una indagación acerca de los males que generaron el nazismo a través de unos chavales de un internado.

Quien fuera asistente de dirección de nada menos que Alain Resnais, Louis Malle o Jean Pierre Melville, y convertido junto a Fassbinder, Herzog o Wenders en los puntales del nuevo cine alemán, Schlondörff siempre ha tenido especial predilección en su obra por las adaptaciones literarias a la gran pantalla, de escritores como Marcel Proust; Heinrich Boll; Günter Grass, con la película que lo catapultaría internacionalmente y le otorgaría la Palma de Oro en Cannes y el Oscar a la mejor película extranjera en 1979 por «El tambor de hojalata«; tuvo de igual modo a colaboradores de renombre en sus guiones, Margaret Von Trotta; Jean Claude Carriere; Arthur Miller o Harold Pinter.

Con Diplomacia, Schlöndorff vuelve a adaptar, en esta ocasión, una obra teatral de Cyril Gély, que baraja la posibilidad de lo que pudo ocurrir entre esas cuatro paredes entre esos dos personajes históricos, retratados por Niels Arestrup (Von Choltitz) y André Dussollier (Raoul Nording, personaje ya llevado a la pantalla en 1966, interpretado por Orson Welles en «¿Arde París?» de René Clement ), actores ambos de reputada solvencia en el cine francés donde ofrecen en esta ocasión un duelo dialéctico – táctico, siendo la mayor baza de esta cinta que en ningún momento oculta su condición teatral, manteniendo el pulso narrativo (loable labor del director) aun conociendo el espectador en todo momento el desenlace final.

Una reflexión sobre el poder, el deber y los límites de la obediencia, y una demostración más de que no todas las guerras se ganan en las trincheras.

Related Posts

Comments are closed.

Scroll to top
UA-42989304-1